Consejos para cuidar tus tenis

Acabas de comprar los tenis que deseaste. Los que expresan tu increíble personalidad, con los que te sientes a gusto. Los usas siempre, pero no quieres que se maltraten, ¿verdad? ¡No te preocupes! Aquí te damos consejos para cuidarlos y que te acompañen por largo tiempo en tus aventuras.

Usa repelente de manchas

Protégelos de polvo y manchas con repelentes especiales. Antes de aplicar el producto, limpia su superficie con una toallita húmeda. Utiliza el protector una vez por semana.

 

Limpia las suelas con una mezcla especial

Si las suelas han perdido su blancura, recupérala limpiándolas con pasta dental (sin colorante) y bicarbonato de sodio. Frota la mezcla con un cepillo de dientes y observa la magia.

 

Seca tenis mojados con material absorbente

¿Tus zapatos deportivos se mojaron? ¡No dejes que se arruinen! Sécalos introduciendo bolsas de té secas, las cuales controlarán los malos olores.  Deja que pasen algunas horas y cambia la bolsa las veces que sea necesario.

 

Usa alternativas naturales como aromatizantes

Además de espráis desodorantes, talcos antibacterianos y otros productos comerciales, existen opciones naturales y económicas que mantendrán tus tenis frescos y con un aroma agradable: Espolvorea una cucharada de bicarbonato en su interior. Déjalos así durante la noche y a la siguiente mañana retira el polvo. Si lo prefieres, añade flores de lavanda, hojas de salvia o cáscaras de cítricos.

 

¡Plantillas al rescate!

Utiliza plantillas ortopédicas para mayor comodidad. Lávalas y cámbialas periódicamente. Desinféctalas aplicando unas gotas de aceite esencial de árbol de té, romero, menta, limón o lavanda. También puedes eliminar las bacterias de tus plantillas sumergiéndolas, por al menos un par de horas, en una solución hecha con una parte de agua caliente, dos de vinagre y un puño de sal.

 

Lava tus tenis periódicamente

Si es momento de lavar tus tenis, toma en cuenta el material con el que están fabricados. Si son de piel, tállalos con un cepillo de cerdas suaves, agua y detergente. Déjalos secar en un lugar ventilado en donde no estén expuestos al sol. En caso de que sean de tela, metélos a la lavadora, sin agregar otras prendas. Lava las agujetas y plantillas por separado.

 

Con estas recomendaciones, tus tenis se mantendrán en perfecto estado y listos para cuando los necesites. ¿Qué te parecieron nuestros consejos? ¿Conoces otras formas de cuidar tus tenis? Cómpartelas en nuestra página de Facebook.