Consejos para prevenir accidentes con gas en el hogar

Sin duda, la seguridad de tu familia y de tu patrimonio es tu mayor prioridad. Ves las noticias y te enteras de que ocurrió otra explosión, otro incendio, todo a causa del mal manejo del gas LP. En los últimos años, ha aumentado ese tipo de accidentes en casa habitación: En la Zona Metropolitana de Guadalajara, Zapopan fue el municipio que registró mayor índice de incidencias. De acuerdo con la Coordinación Municipal de Protección Civil y Bomberos, en el primer cuatrimestre de 2018 se registraron 712 siniestros relacionados con dicho hidrocarburo.

El historial en el resto de Jalisco también es preocupante; durante 2016, los Bomberos de Guadalajara atendieron 3 reportes reales por fugas de gas al día. En 2017, la Unidad de Protección Civil y Bomberos estatal (UPCBJ) intervino en 44 incidentes, cuyo saldo fue de al menos 19 lesionados y dos muertos. Mientras que en 2018, se han registrado alrededor de 10 explosiones y la UPCBJ ha atendido más de 300 fugas de gas LP al mes.

Con estas cifras, te preocupa que un siniestro pueda ocurrir en tu hogar y que tus seres queridos resulten afectados. En Solo Ofertas, compartimos tu inquietud y es por ello que te presentamos las siguientes medidas preventivas:

 

Coloca tu contenedor de gas en un lugar seguro

El sitio elegido debe estar libre de obstáculos, material inflamable, humedad, moho, polvo y encierro. Nunca dejes tu tanque o cilindro en el suelo; instálalo en una base firme y nivelada (preferentemente de concreto o una estructura metálica). Manténlo a una distancia mínima de 3 metros de estufas, quemadores, calentadores, líneas de electricidad y cualquier otra fuente de calor.

 

 

Verifica las condiciones de tu tanque/cilindro y dale mantenimiento

Inspecciona periódicamente tu depósito de gas. Asegúrate de que no presente corrosión, abolladuras ni reparaciones improvisadas como soldaduras. Mantente pendiente de que no exceda su vida útil, que corresponde a 20 años para los tanques estacionarios y a 10 años para los cilindros. Es importante que verifiques también si fue fabricado de acuerdo con las normas oficiales mexicanas (NOM) y que cumpla con las especificaciones técnicas de seguridad.

Revisa que todos sus accesorios (válvulas, llave de paso, conectores, reguladores, empaques) estén completos y en óptimo estado. Cambia válvulas y empaques en un lapso de entre 2 y 5 años. Siempre usa mangueras de acero inoxidable o de cobre, en lugar de las de plástico. Coloca cinta teflón en las roscas, puntas de unión y llaves de paso. Además, pinta el contenedor cada 5 años. Hazlo con esmalte alquidálico anticorrosivo o esmalte epóxico, de color blanco o plateado para repeler la luz y el calor del sol.

 


Da mantenimiento a instalaciones y aparatos domésticos

Programa revisiones técnicas y mantenimiento preventivo a tus instalaciones de gas y a los aparatos domésticos que utilicen este combustible. No intentes reparar tuberías y tomas dañadas ni tampoco estufas, hornos, lavadoras o calentadores descompuestos. Deja esa tarea a los especialistas calificados.

 

 

Invierte en un detector de gas

En materia de prevención de accidentes, contar con la tecnología adecuada marca la gran diferencia. Para evitar un siniestro ocasionado por la acumulación de gas, la mejor solución es que adquieras un detector electrónico multigas para tus espacios. Elige uno que te garantice reacción rápida, amplio rango de detección, potente alarma visual y auditiva, sensores de alta fiabilidad, autodetección de fallas, excelente calidad en sus materiales, precisión y facilidad de uso.

Para un monitoreo eficiente, coloca tu detector a 1 metro de distancia de la estufa y lejos de corrientes de aire o zonas húmedas. Para detectar gases más pesados que el aire (como el LP), ubica el dispositivo a un nivel bajo; aproximadamente entre 30 y 60 cm del suelo. Para gases livianos (metano), ponlo a un nivel medio; a un rango máximo de 1 metro del techo.

 

Si percibes olor a gas…

No acciones interruptores de luz ni enciendas cerillos. Tampoco utilices celulares u otros dispositivos eléctricos. Cierra inmediatamente los mandos de los aparatos de gas y la llave general de paso. Ventila el área y sal lo más pronto posible. Ya en un lugar seguro, reporta la fuga a tu distribuidor de gas o a los cuerpos de emergencia de tu localidad:

 

Emergencias

911

Protección Civil Jalisco

3675-3060

Protección Civil y Bomberos de Guadalajara

1201-7700

Protección Civil y Bomberos de Tlajomulco

3798-1598

Protección Civil y Bomberos de Tlaquepaque

3837-2270

Protección Civil y Bomberos de Tonalá

1200-3918

Protección Civil y Bomberos de Zapopan

3818-2203

 

 

Con estos consejos la tranquilidad y el bienestar de los tuyos no estarán en riesgo por una fuga de gas. Cuéntanos tu experiencia en nuestro Facebook: ¿Implementas alguna de estas medidas? ¿Qué otras precauciones tomas para prevenir accidentes en tu hogar? Participa, nos encantará leer tus comentarios.