Golpe de calor: recomendaciones para prevenirlo

Con la llegada de la primavera y la del verano en unos meses más, las altas temperaturas no se harán esperar en la ciudad. Dichas temperaturas pueden mermar tu salud al ocasionarte un golpe de calor (también conocido como shock térmico). Pero, ¿qué es un golpe de calor? Se trata de un cuadro médico caracterizado por el mal funcionamiento de los centros reguladores del calor corporal. Cuando se presenta, provoca un aumento de la temperatura mayor a 39 o 40 grados, convulsiones, respiración acelerada, pulso débil, estados de confusión, pérdida de conciencia, desmayos e incluso muerte súbita. Por eso, es vital que te prevengas y consideres las siguientes recomendaciones que te damos en Solo Ofertas:

Hidrátate

¡No esperes a sentir sed para hidratarte! Bebe entre 2 y 2.5 litros de agua al día. Consume frutas y verduras frescas. Además, toma sueros hidratantes para recuperar los líquidos y electrolitos perdidos. No ingieras alcohol, café ni refrescos, pues favorecen la pérdida de líquidos.

No permitas que la deshidratación sea uno de los factores que desencadene un golpe de calor en tu organismo. Bebe agua constantemente durante tu día.

Deja que tu piel transpire

Viste ropa adecuada que no dificulte la transpiración. Procura que sea de telas naturales, holgada y de colores claros. No olvides llevar lentes de sol y accesorios para cubrir tu cabeza (gorra, sombrero, turbante o sombrilla).

Un sombrero y gafas de sol son indispensables para mantener bajo control tu temperatura corporal.

El sol, entre más lejos mejor

Evita la exposición prolongada al sol en un horario de 12 a 17 horas, debido a que es el lapso en el que este astro emite mayor radiación. Tampoco realices actividades físicas extenuantes en ambientes sofocados o calurosos. Y mucho menos permanezcas dentro de un vehículo estacionado bajo los rayos del sol. Cuando estés en la calle, transita bajo la sombra.

No olvides tu paraguas en casa; te protege hasta del 90 % de los rayos del sol.

El protector solar, siempre contigo

Utiliza siempre protector solar contra los UVB y UVA. Aplícalo 30 minutos antes de salir a la calle. Revisa las indicaciones del producto y no olvides retocarlo durante el día las veces que sea necesario.

El protector solar no solo es para la playa. Usarlo en primavera y verano es básico en tu día a día. ¡Cuidado con confundirlo con el bronceador!

Ventila tus espacios

Por lo general, se tiene la creencia de que un golpe de calor solamente ocurre en el exterior, cuando una persona está en la calle durante mucho tiempo bajo el sol. Sin embargo, esto no es así. En el interior de tu vivienda u oficina, también puedes sufrirlo. Así que siempre mantén una buena ventilación en tus espacios. Abre las ventanas y, si puedes, utiliza un ventilador o sistema de aire acondicionado.

En zonas muy calurosas, un ventilador te ayudará a disminuir la temperatura del lugar donde estés.

Si sigues estos consejos básicos, no sufrirás afectaciones en tu organismo por un golpe de calor.  En caso de que tu temperatura suba y sientas sofocación, cansancio, decaimiento o mareos, acude al médico cuanto antes. Recuerda que recibir atención adecuada evitará que un shock térmico produzca una muerte súbita. Mientras llega el auxilio médico, refúgiate en la sombra, bebe agua a sorbos (procura que no sea agua muy fría) y afloja tu ropa. Esto te ayudará a refrescarte y regular el calor de tu cuerpo. En Solo Ofertas queremos conocer tu experiencia: ¿Alguna vez has sufrido un golpe de calor? ¿Cómo reaccionaste para mantenerte a salvo? ¿Aplicaste alguna otra medida para contrarrestar el padecimiento? ¡Esperamos tus comentarios en nuestro Facebook oficial!