Consejos para invertir tus ahorros

Aunque ha sido difícil, has logrado ahorrar cierto capital gracias a tu disciplina financiera. Te debatiste entre gastar en algún gusto o invertir para generar mayores beneficios a mediano y largo plazo. Invertir tus ahorros es una gran decisión que te permitirá construir tu futuro. Te gustaría intentarlo. Sin embargo, te preguntas cuál opción sería más conveniente. En Solo Ofertas, queremos que tu inversión rinda grandes frutos, por eso preparamos las siguientes recomendaciones para que tu historia sea una de éxito.

Educación

La educación transforma la vida de las personas. Adquirir conocimientos, competencias, habilidades y herramientas, te reportará una rentabilidad directa, pues te permitirá desarrollarte profesionalmente accediendo a puestos con un nivel mayor de ingresos.

Toma un taller, un diplomado, un curso, una especialidad. Capacítate en áreas innovadoras con más demanda en el mercado laboral o en las que eventualmente puedas desarrollar tu propio negocio. Por otra parte, los idiomas son una de las mejores inversiones en materia educativa en las que puedes pensar. Una persona bilingüe o políglota tiene acceso a oportunidades laborales lucrativas y experiencias culturales diversas.

Viajes

Seguramente pensarás que considerar un viaje como una inversión es descabellado. Pero no lo es. Una jornada de viaje es una experiencia enriquecedora que te otorgará un nuevo entendimiento del mundo.

Conocer otros lugares, otras culturas y distintas formas de vida, ampliará tu perspectiva y te hará aprender cosas que el ámbito académico jamás te brindará. Avivará tu imaginación, tu creatividad y tu capacidad de asombro. Y todo eso resulta muy valioso al momento de desenvolverte tanto en el plano personal como en el laboral.

Asimismo, resulta muy provechosa la posibilidad de sumar a tu red de contactos personas interesantes con las cuales trabajarías potencialmente en algún proyecto.

 

 

Bienes raíces

Actualmente ya no se requieren fortunas para invertir en bienes raíces. A parte de la adquisición de una vivienda propia, existen otras alternativas para personas con capitales modestos. Un ejemplo de ello es el “crowdfunding” o financiación colectiva para desarrollos inmobiliarios. Esta opción resulta cada vez más atractiva para inversionistas de todas las edades y niveles socioeconómicos, pues les ofrece la posibilidad de invertir en un sector históricamente atractivo con sumas mínimas.

 

Emprendimiento

 Al igual que con los bienes raíces, existen dos posibilidades: Invertir en un negocio propio o financiar el proyecto de un tercero. En el primer caso, puedes empezar desde cero con una idea propia o, para minimizar los riesgos, adquirir una franquicia que cuente con el respaldo de una marca de prestigio, que te respalde y capacite en la gestión y el desarrollo de tu empresa.

 

 

Instrumentos tradicionales de inversión

Los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes) son el instrumento de inversión más práctico y recomendable para principiantes. Entre sus ventajas se encuentran: tasa fija, plazos variables, capacidad de reventa, esquema de ahorro recurrente y seguridad en el retorno de tu capital. Además, no necesitas grandes montos para empezar: Desde $100 puedes abrir una cuenta de inversión en la plataforma CetesDirecto.

 

Estas son solo algunas ideas para que inicies tu carrera como inversionista. Sea cual sea la decisión que tomes, recuerda que para lograr el éxito necesitas informarte lo más que puedas sobre el ámbito en el que incursionas, ser paciente y analizar tanto los beneficios como los riesgos de tu inversión. Cuéntanos tu experiencia en nuestro Facebook: ¿En qué destinas principalmente tus ahorros? ¿Alguna vez has realizado algún tipo de inversión? ¿Conoces alguna otra opción con potencial para hacer crecer tu dinero? Participa, todos tus comentarios son bienvenidos.